sábado, 29 de noviembre de 2014

Una carga de amigos que revoque sentencias

Por Susana Gómes Bugallo

Con un panel integrado por familiares de los Cinco y René González, Héroe de la República de Cuba, cerró el XII Encuentro Internacional Ciencias Penales 2014

Familiares de los Cinco acompañaron a René González en el panel que abordó el caso de los antiterroristas cubanos injustamente sancionados en EE.UU

Profesionales del Derecho de 23 países estuvieron presentes en la clausura del XII Encuentro Internacional Ciencias Penales 2014, que tuvo lugar este viernes en el Palacio de Convenciones de La Habana.
Sobre las preguntas formuladas por los cibernautas en el foro interactivo de la mañana, y las que realizaron algunos de los fiscales presentes, se dialogó en el panel integrado por familiares de los cinco luchadores antiterroristas sometidos a injustas condenas en Estados Unidos y el Héroe de la República de Cuba René González, el cual fue conducido por el máster Dixán Fuentes Guzmán, fiscal jefe de la Secretaría del Fiscal General de la República de Cuba.
Nuestro camino es brindar información sobre la causa y mantener el contacto internacional para que sepan cuánto se hace y puedan integrarse con sus iniciativas, dijo René. Es importante que a Washington «le pese» el caso de los Cinco. Ya se han sumado personalidades influyentes de diferentes sectores a nuestra lucha. Necesitamos juristas de todos los países que se unan y participen en las jornadas, precisó.
Además de las emotivas palabras de los familiares, el Doctor Rodolfo Dávalos, gran conocedor del caso, intervino para señalar algunos detalles de interés para los juristas.
En otro momento de la jornada, el Doctor José Luis Toledo Santander, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular, se refirió al proceso de revisión profunda en el que se encuentra el sistema penal cubano y adelantó que es imprescindible la coherencia entre el Código Penal, la Ley Procesal y el Código de Contravención, además del equilibrio entre garantía y seguridad ciudadana.

Fuente Juventud Rebelde