domingo, 30 de noviembre de 2014

Comité Argentino por la libertad de Los Cinco envían petición a periodistas

Por un intercambio humanitario

(APL)Los compañeros Lidia Donnini, Alberto Más y Oscar Verón del Comité Argentino por la Libertad de los Cinco solicitaron a diversos periodistas que: “difundan en los medios donde se desempeñan esta etapa que se abre, con el tratamiento en extenso del tema de los Cinco dentro mismo de los EEUU, a través de un periódico representativo del establishment norteamericano, considerando además que este tema ha sido ocultado durante largos 16 años, a las grandes mayorías estadounidenses, con obsesiva intencionalidad. Todo pareciera indicar que se está moviendo el tablero político en un sentido que permitiría recuperar la libertad de Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero a través de un canje de prisioneros que el Gobierno Cubano está dispuesto a aceptar”. Más abajo, la misiva completa del Comité. Libertad inmediata a los tres revolucionarios.

Estimada/o Periodista:

El New York Times ha publicado, en menos de un mes, cinco editoriales planteando la necesidad de mejorar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, indicando además que, para comenzar, debería resolverse la situación de los tres cubanos del grupo de los Cinco que continúan presos en Estados Unidos y la del subcontratista mercenario Alan Gross, detenido y juzgado en Cuba, condenado a 15 años de prisión. Todo pareciera indicar que se está moviendo el tablero político en un sentido que permitiría recuperar la libertad de Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero a través de un canje de prisioneros que el Gobierno Cubano está dispuesto a aceptar.

Es por ello que solicitamos difundan en los medios donde se desempeñan esta etapa que se abre, con el tratamiento en extenso del tema de los Cinco dentro mismo de los EEUU, a través de un periódico representativo del establishment norteamericano, considerando además que este tema ha sido ocultado durante largos 16 años, a las grandes mayorías estadounidenses, con obsesiva intencionalidad.

El proceso seguido contra Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González, conocidos internacionalmente como Los Cinco Cubanos, ha sido el más largo de la historia judicial norteamericana y el más ocultado a su población. Condenados a penas extremas e inusuales para estos casos de “agentes de un gobierno extranjero no declarados”, ha producido un reclamo generalizado en el mundo.
Entretanto, el 4 de diciembre de 2009 es detenido en Cuba el subcontratista de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Alan Gross, al ser descubierto instalando sistemas de comunicaciones ilegales, con el objeto de llevar a cabo acciones desestabilizadoras promovidas por los servicios de inteligencia de Washington contra la Revolución cubana. Gross fue juzgado y condenado por “actos contra la independencia y la integridad territorial del Estado” a 15 años de prisión.

A partir de este hecho y, fundamentalmente, cuando la familia de Alan Gross reclama al gobierno estadounidense por su responsabilidad en la detención y la falta de acción para liberarlo, es que empieza a tomar estado mediático en territorio estadounidense, el caso de Los Cinco. Pudimos ver el 2 de este mes la editorial del New York Times reclamando un intercambio humanitario entre Gross y Gerardo, Ramón y Antonio(1), las expresiones en igual sentido vertidas por los líderes religiosos de los EEUU el 4-11-2014 (2), las expresiones del vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, sobre la necesidad de liberar a Gross (3), precedidas durante el presente año de una actividad inusual en la prensa y la política norteamericana,como los 300 rabinos de todo el territorio estadounidense que se dirigieron a Barack Obama el 4-8-2014 (4) en igual sentido, el artículo del diario judío de New York “Forward” firmado por el ex funcionario de inteligencia Amstorong T. Fulton (5), la publicación de una página en el Washington Post el 30-04-2014 (5), y en su versión digital un reportaje el 9-06-2014 (6), mientras otro diario del grupo editorial, el Tiempo Latino, hacía una nota sobre las jornadas en Washington donde se reclamó en el Congreso y frente a la Casa Blanca por la libertad de los 3 de los 5 que aún permanecen en prisión (7), recordando también que el 3 de diciembre de 2013 (8) y el 5-05-2014 (9) legisladores estadounidenses solicitaron a Barack Obama que actúe en la solución del tema del contratista detenido y de los tres cubanos.

Estas acciones y actitudes de presión política en territorio norteamericano, en un momento en el que el partido de Obama acaba de ser derrotado en las elecciones legislativas, generan condiciones favorables para que ambos gobiernos (EEUU y Cuba) encuentren una salida que resuelva la injusticia que se está cometiendo con Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero. Al respecto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX), el 9-04-2014 expuso en una nota su disposición a buscar en conjunto con los EEUU una solución “aceptable para ambas partes” (10), mientras que Fernando González, uno de los Cinco recientemente liberado después de haber cumplido la totalidad de su condena, expresara en una conferencia de prensa el 2-06-14 que losEEUU tiene pocas razones para no realizar un canje similar al realizado con los talibanes afganos (11), y el 9-06-14 la directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, reiteró “la firme disposición de Cuba a buscar en conjunto con los EEUU una solución a los casos de Gross, Gerardo, Ramón y Antonio” (12) La nueva editorial del New York Times del pasado lunes 10 parecería ser una respuesta a las declaraciones del MINREX. En esa editorial, el New York Times afirma que “el subcontratista mercenario de la USAID fingió ser turista mientras contrabandeaba equipos de comunicación no permitidos” e indica que “Washington tiene que reconocer que a lo único que puede aspirar, es a influir de manera positiva en la evolución de Cuba hacia una sociedad más abierta. Para eso, es más productivo lograr un acercamiento diplomático, que insistir en métodos artificiosos”, agrega. (13)

Adjuntamos un dossier, con una síntesis del caso de Los Cinco, y agradeceremos puedan reproducir en los medios donde trabajan la nueva situación política que se ha generado entre EEUU y Cuba alrededor del caso de Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, tres de los Cinco Cubanos que permanecen injustamente presos en losEEUU y el subcontratista Alan Gross, detenido en Cuba por sus actividades ilegales.


Sin otro particular la/o saludamos cordialmente

p/Comité Argentino por la Libertad de los Cinco


Lidia Donnini/ Alberto Más/ Oscar Verón

15-5980-2007 /15-4497-8235/ 15-6203-7967

REFERENCIAS
 
 
---
http://rompiendomurosxlos5.blogspot.com/