martes, 19 de agosto de 2014

Dos buenas causas para juntar corazones jóvenes

El bicicletazo por los cinco sobre 200 kilómetros. Foto: www.icap.cu
 
Ser parte de este segundo Bicicletazo Juvenil por los Cinco Héroes Cubanos me hizo sentir más cerca de mi pueblo y en combate por su derecho a existir, afirmó ayer el joven palestino Safwat Abu Alrob, uno de los protagonistas de tan solidaria empresa 
LA HABANA.— Ser parte de este segundo Bicicletazo Juvenil por los Cinco Héroes Cubanos me hizo sentir más cerca de mi pueblo y en combate por su derecho a existir, afirmó ayer el joven palestino Safwat Abu Alrob, uno de los protagonistas de tan solidaria empresa.

Cuba y Palestina son pueblos hermanos en la lucha por los más sagrados valores e inalienables derechos de los seres humanos, y esta acción por Los Cinco es, también, un reclamo de justicia para mis compatriotas presos en cárceles sionistas, declaró a la AIN Safwat, quien estudia Medicina en Ca­magüey.

A la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) llegó junto a sus compañeros de viaje Adelson Mucueno, de Angola; Adriano Rodríguez, de Timor Leste; Julián Gutiérrez, de Colombia, y Claudia García, de Cuba, vencidos ya los 200 kilómetros de ruta por localidades de La Habana y Artemisa.

Allí los esperaban los integrantes del sexto contingente de la Brigada Internacional de Becarios Extranjeros en Solidaridad con Los Cinco: 170 jóvenes de 48 países, reunidos durante una semana para de muchas maneras expresar su apoyo a la causa de Gerardo Hernández, Fernando González, Antonio Guerrero, Ramón Labañi­no y René González.

De jóvenes entusiastas fue la cita esta mañana de martes, y de almas nobles, unidas en el afán de poner fin a una injusticia que dura ya casi 16 años, y en nombre del pueblo de Cuba, Elio Gámez, vicepresidente primero del ICAP, saludó a pedalistas y brigadistas, y agradeció su gesto y voluntad de seguir luchando.

Porque más allá de lo hecho y vivido en días recientes, en la carretera o en el Cam­pamento Internacional Julio Antonio Mella, en Caimito, está la firme decisión de no cejar, explícita en ese “Yo te quiero libre” —santo y seña del Bi­cicletazo—, que Adriano, el joven de Timor Leste, gritó, puño en alto, y devino clamor de todos.

Por si fuera poco, ahí está la Declaración Final, hecha pública por el sexto contingente de la Brigada Internacional Estudiantil, y que expresa el compromiso de sus miembros de trabajar para contrarrestar la mentira y el silencio en torno al caso y que cada vez más personas en el mundo sepan de Los Cinco y abracen su causa.

Pasión, inconformidad, energía, iniciativa, altruismo, rebeldía: todo lo que distingue a la juventud resulta indispensable para librar y ganarle al Imperio esta batalla, afirmó Graciela Ramírez, coordinadora del Comité Internacional de Solidari­dad con Los Cinco, y juzgó doblemente admirable que estos estudiantes hayan dedicado parte de sus vacaciones a tan noble empeño.

Aseguró que no habrá que esperar mucho para escuchar de más “bicicletazos” y otras acciones en el mundo y, sobre todo en EE.UU. a propósito del 12 de septiembre, cuando se cumplirán 16 años del ilegal y arbitrario arresto en la ciudad de Miami, de los cinco luchadores antiterroristas cubanos.

Y, no solo lo que se dijo, sino la esencia misma y el espíritu de este encuentro, dieron la razón a Safwat, porque igual que en esas cinco jornadas de intercambios, visitas a sitios históricos e incesante pedaleo bajo un sol inclemente, ayer en el ICAP se combatió sin tregua por Los Cinco y por la heroica Palestina.

Tomado de Periódico Granma